El proceso general de cálculo de la cuenta de explotación de cualquier departamento bajo USALI es similar independientemente del tipo de departamento del que se trate.

En esencia, USALI permite obtener una cuenta de explotación por cada uno de los departamentos que contempla, que son ocho, cuatro operativos y cuatro funcionales.

Por departamento operativo deberá entenderse todo aquel que está relacionado directamente con la prestación directa del servicio y que, por tanto, obtiene algún tipo de venta o producción, en otras palabras, que desempeñan la actividad productiva del hotel, son cuatro:

  • Habitaciones.
  • Comida y bebida.
  • Otros departamentos operativos.
  • Alquileres y otros ingresos.

Por departamento funcional deberá entenderse todo aquel que no están implicados con la prestación del servicio al cliente pero que sirven de apoyo a la actividad, son centros exclusivos de asignación de costes, son, también, cuatro:

  • Administración.
  • Comercial y marketing.
  • Mantenimiento.
  • Energía

El reparto de los costes es una fase fundamental en el procedimiento de la contabilidad analítica o de gestión, a través de este proceso se asigna a cada unidad productiva el montante del coste incurrido en la actividad, su nivel de concreción dependerá tanto de los medios utilizados como de la capacidad organizativa

El PROCESO GENERAL DE CÁLCULO del resultado se realizará de acuerdo con el siguiente esquema:

   Ventas
– Coste de la venta
= Margen bruto
– Coste de personal
– Otros costes
= Margen neto

En función del tipo de departamento del que realicemos la cuenta de explotación haremos o no uso de todos estos elementos del proceso general de cálculo, por ejemplo sólo los departamentos operativos, como es lógico, podrán contar con la primera línea dado que son los únicos a los que se les asigna venta o producción.

Con el Uniform System se persiguen cinco tipos de resultados o márgenes:

  • Margen bruto del departa-mento.
  • Margen neto del departa-mento.
  • GOI (gross operating inco-me), margen neto del esta-blecimiento, que se obtiene sumando los márgenes netos de los departamentos ope-racionales.
  • GOP (gross operating profit), resultado antes de honorarios de gestión y costes fijos, que es la medida de la eficacia de gestión del establecimiento, ya que recoge toda la producción y costes que están bajo el ámbito de gestión y control de la dirección del establecimiento.
  • NOP (net operating profit) o beneficio neto o beneficio después de impuestos, resultado final del ejercicio, a esta cifra se llega detrayendo del GOP todos aquellos gastos que no son responsabilidad directa de la dirección del establecimiento.

En la práctica contable y financiera española existe una sexta magnitud, que es la más usada para el análisis de empresas: EBITDA, que es el resultado antes de impuestos, intereses y dotaciones.

El informe de explotación, pues, se representará siguiendo siempre el mismo esquema, que es el siguiente:

  • Cuenta de explotación general del establecimiento.
  • Cuanta de explotación del departamento habitaciones.
  • Cuenta de explotación del departamento comida y bebida.
  • Cuenta de explotación de otros departamentos operativos.
  • Cuenta de explotación de alquileres y otros ingresos.
  • Cuenta de explotación de administración.
  • Cuenta de explotación de comercial.
  • Cuenta de explotación de mantenimiento.
  • Cuenta de explotación de energía.
  • Cuenta de explotación de propiedad.

Como se puede comprobar en lista anterior se ha introducido un noveno departamento denominado propiedad, en realidad no se trata de un departamento propiamente dicho sino que recoge todos aquellos gastos (aquí no se puede hablar de costes) que no son derivados directamente de la explotación y qué, por tanto, no pueden estar dentro del ámbito de responsabilidad del director del establecimiento.

Recuérdese que uno de los objetivos que se perseguía con la implantación de un sistema de gestión basado en USALI era el de fijar responsabilidades de gestión, pues bien, todos los gastos y algún ingreso (nótese que no lo denominamos venta ni producción) incluidos en esta cuenta son realizados u obtenidos por el establecimiento sin que sean propiamente considerados de explotación y por tanto deben quedar a continuación del GOP, verdadera medida, si sólo consideramos la cuenta de explotación, de la responsabilidad de la gestión de los establecimientos.

Este artículo está basado en la décima edición de USALI, desde octubre de 2014 está vigente la undécima, puedes encontrar más información acerca de ella en estos posts y otros sobre la misma materia de esta misma web:

USALI, visión general de los cambios en la nueva edición

USALI, características generales de la cuenta de explotación

USALI, resumen undécima edición