Al igual que con las pagas extraordinarias es posible reflejar la gestión de las vacaciones en la cuenta de explotación.

Siguiendo hasta las últimas consecuencias el principio del devengo se puede realizar un tratamiento específico a los costes salariales para que se refleje la gestión de las vacaciones tomadas por los empleados en la cuenta de explotación.

De manera que el coste del personal que está de vacaciones deberá ser detraído de los costes de personal por el periodo de tiempo que en ese mes disfruten de ellas de esta forma incidiendo en el resultado de explotación mostrando el personal que efectivamente se encontraba trabajando en el mes en cuestión. Dicho de otro modo, si en temporada baja hay más trabajadores de vacaciones al haber menos carga de trabajo se estará realizando una mejor gestión de los costes de personal de la empresa adecuando los medios a la carga de trabajo, entonces cuando esta sea mayor se dispondrá de más recursos humanos para atender la producción.

El proceso de cálculo sería el siguiente:

  • Mensualmente se cargará el importe resultante de sumar los sueldos y salarios, incluida prorrata de paga extraordinaria, más el coste de la Seguridad Social de la empresa dividida dicha suma entre doce.
  • Se abonará de forma proporcional el equivalente a los días de vacaciones disfrutados cada mes: la suma de sueldos y salarios, incluida paga extraordinaria, más la Seguridad Social de la empresa la dividimos entre treinta días y al resultado lo multiplicamos por el número efectivo de días de vacaciones disfrutados.
  • En cualquier caso la suma de los cargos y abonos realizados deberá ser igual a cero.