Estas últimas semanas han llegado a mí poder distintos artículos en los que, al menos en el título, la cerveza era la protagonista, me he preguntado el por qué y he decidido investigar un poco.

La cerveza y el dolor

Sin ir más lejos,  ayer leí un artículo en Internet de un señor llamado Patrick Allan acerca de cómo la cerveza puede mitigar el dolor mejor que los analgésicos, http://es.gizmodo.com/un-nuevo-estudio-sugiere-que-la-cerveza-mitiga-el-dolor-1794946279. Bueno, la gran mayoría de las personas que conozco ya sabían esto, pero como soy por naturaleza curioso me dije, vamos a ver qué es lo que se dice realmente en la fuente.

Se trata de un estudio de la Universidad de Greenwich, firmado por el doctor Trevor Thomson, publicado en la revista The Journal of Pain, así que allí me fui. Lo que encontré es parecido, pero no lo mismo, porque en el artículo de la revista no se hace mención a la cerveza, sino a una bebida estándar, probablemente el señor Allan se dejó llevar por su subconsciente. En esta revista se dice, después de que realizara un meta-análisis de 18 experimentos sobre cómo afecta el alcohol a nuestra percepción del dolor, que sí, que sirve como analgésico. Y parece ser que es así, que una concentración alcohólica en sangre del 0,08% produce una pequeña elevación del umbral del dolor. Evidentemente nos servirá de consuelo cuando hayamos empotrado el coche contra una farola comprobando el experimento.

¿Cuánta cerveza hace falta para matar a una persona?

Insertado en el artículo de Allan aparecía un recuadro que llamó mi atención, una cita del alquimista y médico Paracelso en la que se decía todo es veneno y nada es veneno… acompañando la sugerente frase: Dosis letales: ¿cuánto café, cerveza o agua hacen falta para matar a una persona?, aquí me acordé de la celebérrima canción de los Chunguitos, pero eso ahora no viene a cuento, así que me pareció interesante y cliqué.

De nuevo otro chasco, en ningún momento se dice cuánta cerveza se necesita para matar a un adulto de 75 kilos, pero se habla de 13 chupitos de vodka seguidos (unos 0,585 litros de esta bebida espiritosa), que si tiene un 40% de concentración alcohólica nos da unos 0,234 litros de alcohol etílico. Así que, sin que debamos considerarlo un dato científico, he procedido a calcular cuántos litros de cerveza, no diré la marca, hacen falta para que tenga el mismo efecto que los chupitos, el resultado es 4,875 litros seguidos (si el contenido alcohólico fuera de 4,8%). Pero si lo que quieres es sufrir de verdad, puedes matarte bebiéndote 6,7 litros de agua de corrido, con eso bastaría (http://es.gizmodo.com/dosis-letales-cuanto-cafe-cerveza-sal-o-agua-hacen-1786521477).