Imagen cedida por Pixabay

En 2001 el ya fallecido ingeniero Don Aurelio Abacens publicó Así cocino yo, la cocina de cada día. Recetario que convirtió recetas tradicionales en diagramas de flujo del tipo que se usan en las organizaciones industriales. Según cuenta su hijo en una entrevista para el diario El País: Estas recetas son matemáticas. Don Aurelio, pone orden a la inconcreción de muchos ingredientes en muchas recetas: no existen pizcas, ni cucharadas, ni tazas, ni nada parecido, todo son medidas exactas, algo necesario para realizar los escandallos, de ahí la empatía que sentimos hacia su método.

A continuación, vamos a adaptar a su sistema la receta que nos ha servido de hilo conductor en el escandallado, el hanami dango: