En efecto, la aplicación de su filosofía nos permitirá conocer la contribución de los distintos departamentos al excedente de cada establecimiento.

La aplicación del uniform system en la hostelería permite el conocimiento exacto de la explotación de cada uno de los departamentos que componen el establecimiento, ya sean operativos: habitaciones, comida y bebida, otros departamentos operativos y alquileres y otros ingresos, o funcionales: administración, comercial, mantenimiento y energía. Dentro del grupo  otros departamentos operativos se encuentran departamentos tan dispares como golf, SPA o lavandería, distintos pero relacionados con la actividad.

La pregunta que lógica que surge a partir de lo expresado en el párrafo precedente podría ser: ¿es posible aplicar USALI en otras actividades distintas de la hostelería?, la respuesta es sí, es posible la aplicación del uniform system a otras actividades utilizando su filosofía de funcionamiento. Las actividades en las que resulta más evidente su adaptación son aquellas que están asociadas al sector servicios, por ejemplo clínicas, residenciales, clubes sociales, superficies comerciales, centros formativos, …, no obstante, no hay por qué poner límites, cualquier empresa, cualquier actividad, en la que podamos identificar departamentos operativos y funcionales podrá utilizar esta valiosa herramienta para el control de su gestión, es decir, conocer la contribución de los distintos departamentos al excedente empresarial. No en vano la semilla del USALI está en los uniforms system utilizados en EEUU para los distintos sectores de la actividad empresarial y que es desarrollado por expertos en cada uno de estos sectores.

Este artículo está basado en la décima edición de USALI, desde octubre de 2014 está vigente la undécima, puedes encontrar más información acerca de ella en estos posts y otros sobre la misma materia de esta misma web:

USALI, visión general de los cambios en la nueva edición

USALI, características generales de la cuenta de explotación

USALI, resumen undécima edición