El punto muerto o umbral de rentabilidad es aquel momento de la producción o venta en el que esta se iguala a los costes, por tanto será el momento a partir del cual la empresa comenzará a obtener beneficios.

Análisis gráfico del punto muerto

Análisis gráfico del punto muerto

Para poder realizar el cálculo se han de aceptar las siguientes hipótesis de par-tida:

  • Que la cantidad de producto vendida sea igual a la producida, es decir, que las existencias iniciales sean iguales a las finales.
  • Que el precio de los factores permanezca constante.
  • Que nuestro precio de ven-ta permanezca constante.
  • Que el análisis se realice a corto plazo, única forma en que se puede considerar fijo un coste.
  • Que los costes variables cambien con el nivel de actividad.

El punto muerto se puede expresar de cuatro maneras distintas:

  • En términos físicos: unidades producidas.
  • En términos monetarios: importe de la producción.
  • En términos de uso de la capacidad productiva: porcentaje.
  • En términos temporales: meses y días.

Su fórmula de cálculo es la siguiente:

Punto muerto en unidades vendidas = costes fijos / (precio de venta – costes variables unitarios).